El Boleto

ElBoleto_CafeBoleto

Alredeador de 1840, debido a la carencia de moneda oficial circulante, nace una forma de pago alternativa legal llamada boleto. Esta le permitió a los productores de café pagar el salario a sus empleados y cubrir los gastos de los procesos de recolección y beneficiado de los granos de café.

Los boletos se fabricaron en una variedad de materiales, como estaño, cobre, bronce, aluminio, plomo y baquelita.  Por lo general eran circulares y contaban con diámetro variable entre 10 y 47 milímetros.  Usualmente se grababan con el nombre de la finca emisora y su equivalente en volumen (fanegas, cajuelas, quintales) o dinero (céntimos, centavos, reales).

Un boleto no es sólo una moneda, es la encarnación de la historia del café nacional y el compromiso con la calidad del grano local.

Boleto es café.

Boleto_Footer